INAUGURACIÓN OFICIAL DE LA CASA DE LA CULTURA. 1982

Dos discursos y una Canción andaluza 

El Alcalde, el Presidente y “El Romeral”

Andábamos en los ultimos toques de la preparación del Salón de Actos, lleno casi por los más previsores del númeroso público que asistió al acto de inauguración oficial de la Casa de la Cultura, la primera de la historia de Valverde del Camino. Los más confiados prefirieron subir la Calle Arriba arriba junto a la Autoridades, tras la Banda Municipal de Música dirigida por el Maestro Lazo.

LOS DISCURSOS

Tras los discurso, la parte musical corrió a cargo de la Coral de la Agruación Artística de Aficionados de Valverde, hoy Real Agrupación, bajo la dirección de Antonio Garrido Gamonoso.

Comenzaron su actuación interpretando

“EL ROMERAL “

Canción regional andaluza de Emilio Ramírez (música) y P. Fernández (letra)

Emilio Ramírez. Murcia, 1878 – Sevilla, 1956. Estudió Magisterio y Música sin el apoyo de sus padres. Fue alumno de Pedrell, entre otros. Desarrolló las ideas de su maestro en un convencido nacionalismo musical. Compuso numerosas zarzuelas de tema costumbrista. Es el músico que utilizó con mayor intensidad el folklore.

Obtuvo éxito y reconocimiento del público, la critica y los profesionales. Su obra es fiel reflejo del cancionero murciano, que usó con personalidad propia los motivos y temas populares en descripciones del espacio y del entorno social de estas melodías.

Realizó Parte de su carrera fuera de Murcia después de obtener la Cátedra Musical de la Escuela de Sevilla. Nombrado Director e Inspector de las Enseñanzas de Música de las Escuelas Municipales por los méritos alcanzados en el trabajo con los coros escolares.

Ingresó finalmente como Catedrático en el Conservatorio de Sevilla. En Murcia fue pianista del Casino, Director de la Banda de la Misericordia, miembro fundador del Conservatorio y profesor de solfeo y armonía, titular de una Cátedra creada para los cantos regionales murcianos.

Su obra se mueve en dos campos muy definidos que representan el total de su creación musical: la música de raíz popular y el canto de los niños encarnado en el canto escolar.

En el año 1942 obtuvo un premio de la Diputación Murciana por su obra “Del folklore murciano” para coro mixto. En esta obra ofrece la armonización a cuatro voces con piano de cuatro temas originales del cancionero popular. La Zarzuela de tema costumbrista “Fuensanta” le reportó el reconocimiento nacional.

“Cuadros Murcianos” es la obra más ambiciosa, un poema para coro y orquesta en tres movimientos que describen la huerta tradicional, el habla de los huertanos y la música de los ambientes populares. Fue escrita en 1946, a los 68 años y estrenada por el Orfeón Murciano “Fernández Caballero” en el Teatro Romea de Murcia.

Algunas de las ideas que modelaron su pensamiento estético se pueden intuir a partir de una conferencia de 1917 en el Círculo de Bellas Artes Murciano titulada “La Copla popular española”. Aquí declara que España es un país que ha sacado de las distintas dominaciones que ha sufrido a lo largo de la historia grandes y buenas consecuencias culturales, sobre todo del mundo árabe en el que “como limpio espejo se reflejan”. El folklore levantino respira orientalismo, las malagueñas “remembranza de harenes y sultanas” y “la gama es rica y abundantísima prestando a la paleta del compositor variedad y exquisitez”.

En 1921 se celebró en el teatro Romea, organizado por el Círculo de Bellas Artes, una “Fiesta Regional” cuyos ingresos se destinaron al homenaje a Selgas en el centenario de su nacimiento. Se estrenaron los “Cuadros Murcianos” por una masa coral de alumnos del conservatorio dirigida por Ramírez. 

El maestro Ramírez emocionado dirigió unas palabras que reflejaban el sentido musical de la obra: “he trabajado mucho para despertar el alma murciana, bastante tiempo dormida”

Termina diciendo: “mis mejores horas las pasé en nuestra hermosa huerta con lápiz y papel en la mano haciendo música murciana”.

La obra es un tríptico de escenas costumbristas murcianas donde cada una de ellas va acompañada de un texto escrito expresamente a manera de guión literario. La parte musical dibuja y perfila sonoramente las melodías populares más apropiadas a cada una de las situaciones.

El primer cuadro titulado “La romería de la Fuensanta” es una alegoría de la subida al monte acompañando a la patrona. Dos piezas populares emergen de este movimiento “El canto de romería” y la “Canción de los borrachos” – ambas encontradas en el cancionero de José Verdú .

El segundo movimiento titulado “Nocturno Huertano” es una pieza que recoge diversos cantos como “El paño fino”, “La canción del besito”, “la Nana huertana”, un “Canto de trilla” y una “Salve de Auroros”, en un collage que muestra el aliento de las canciones “no de baile” murcianas.

He intentado localizar algunas versiones de este Romeral, seleccionando entre otras, esta versión de la Coral Miguel Fleta de Zaragoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s