Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Zapatos’ Category

Cante el cantor su copla de tal manera,
que al cantarla reviva su vida entera.

Hay cantores que lucen voces grandotas,

pero no cantan versos de pocas notas.

Y hay algunos que cantan mejor que otros,
pero todos los cantos son de nosotros. (*)

 

(*) ALFREDO ZITARROSA

CANTO A MI PUEBLO.VALVERDE DEL CAMINOmp4 from Andrés Romero on Vimeo.

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.

Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar,
aunque dejen de ser tuyas
para ser de los demás.

Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.

                                              Manuel Machado

Read Full Post »

Día de “Madre Angelita”

(Santa Angela de la Cruz)

 

la CULMEN

 

El  domingo 2 de agosto de 1942 fue un gran día de fiesta en la fabrica de calzados CULMEN, propiedad de mi padre, Manuel Romero Pérez, por dos hechos de marcado sentido religioso en nuestra familia.

Uno fue, la Primera Comunión de los primogénitos de mis hermanos; Diego y Manuela  que juntos y en un día tan poco propicio para este tipo de celebración, de la mano de nuestro tío-abuelo cura,  José Manuel Romero Bernal la recibirían, por la mañana, en la Capilla del Convento de las HH. de la Cruz en el Barrio Santana. 

Las Hermanas de la Cruz , desde siempre, formaron parte de nuestra familia. Además se da la coincidencia que tanto Santa Angela como mi madre; Dolores Álvarez y su hermana Rosario Álvarez (Hermana San Daniel de la Cruz) todas ellas fueron aparadoras de jovencita.

Durante la ceremonia, en el momento en el que el tío cura se dispuso a dar la comunión a la pareja de hermanos, estos comenzaron a cantar una preciosa canción que nuestra madre preparó, ella  los ensayó para que en el momento, para ellos mágico, sorprendiera al oficiante y a todos los asistentes.

Ya por la tarde de aquel, imagino, caluroso domingo agosteño, en la fábrica de Culmen, allá en Triana, tuvo lugar el segundo de los actos del día; La entronización en el despacho de dirección del cuadro del Corazón de Jesús que desde aquel día presidió, junto al retrato de nuestro querido abuelo Diego Romero Bernal fervoroso devoto de esta advocación, maestro de zapateros, mi padre entre ellos quien siendo muy joven, 16 años, continuó su obra.

culmen 23-10-1954culmen_8

A la fiesta, además de todo el personal de la fábrica, acudieron una gran cantidad de invitados que participaron hasta la madrugada de un magnífico ambiente .

Read Full Post »

Tres contradanzas, una habanera

 

Manuel Saumell (La Habana 1817-1870) “el de las contradanzas criollas”, español nacido en la Cuba española, hijo de catalán, considerado el autor de la primera habanera escrita; El Amor en el baile . 

Manuel Saumell

Manuel Saumell

Considerado uno de los mejores pianistas y compositor cubanos, inspirados en las músicas haitianas, escribió su primera habanera cuando contaba tan solo 16 o 17 años de edad. Inició su aprendizaje de la mano del alemán Juan Federico Edelmann, alemán que estableció la primera casa de música y compañía de ediciones musicales en la Habana . 

uan-Federico-Edelmann

Juan-Federico-Edelmann

Alumno del italiano Pyke quien le enseñó conocimientos de armonía, contrapunto, instrumentación y fuga. En las tertulias del taller de Edelmann conocío en 1854 al musico estadounidense Louis Moreau Gottshalk, uno de los más importantes músicos norteamericanos de su tiempo y un pionero en América  en la utilización y mezcla de la música popular en la muy europea música clásica. 

Louis Moreau Gottschalk

Louis Moreau Gottschalk

A mediados del siglo XIX La Habana y Nueva Orleans eran las ciudades de mayor intercambio cultural y comercial de la zona. Sus industrias azucareras estaban muy conectadas entre si y Gottschalk, que acababa de llegar de su formación europea repleto de recomendaciones para las autoridades de la isla, hacía su entrada a una ciudad que se vanagloriaba de recibir los mejores espectáculos que salían de Europa.

El conservatorio de la ciudad de la Habana lleva el nombre de Manuel Saumell.

Es por ello que hoy, visperas de la celebración en Valverde del VIII Certamen de Habaneras “Diego Romero Álvarez”, como reconocimiento a esas músicas de ida y vuelta, mestizaje musical de Africa, Europa e Hispanoamerica y a sus estudiosos, interpretes y compositores, traigo estas tres contradanzas del maestro Saumell.

 

Read Full Post »

Cien años

100añosCD

Ya me ocupé del tema en este mismo blog en enero de 2012 en una entrada en la que proponía que de algún modo se pusiera en valor el hecho histórico de los CIEN AÑOS de la puesta en marcha de la primera fábrica de zapatos en la historia de Valverde.

Aquella propuesta no tuvo buena acogida, pasó todo el año 2012 sin ninguna referencia a la histórica iniciatíva empresarial de zapateros valverdeños en 1912.

Estamos a menos de un mes para que termine el 2013 y tan sólo se ha destacado el “Boto” como icono de Valverde, plasmandolo  en un gran boto rociero que ha quedado instalado en “El Punto”.  Ni siquiera en el acto de su inauguración celebrado el pasado octubre, la alcaldesa y el representante de Apical hicieron la más minima mención a los cien años de fabricación mecanizada del zapato de Valverde.

Read Full Post »

El pasado 2 de diciembre de 2011 acompañé a Nika  Scheidemandel, periodista alemana, a Valverde. Habia contactado conmigo previamente tras leer una de las entradas de este blog. Tenía intención de conocer a fondo nuestra industria del calzado, su origen, estructura, etc. . Pero sobre todo. deseaba comprobar “in situ” el caracter artesanal de los productos “made in Valverde”.

Nos acompañó el fotógrafo Daniel Velazquez y Aurora Mora Montín a quien desde aquí agradezco su colaboración e interés que, en todo momento nos brindó. Hoy mostramos parte de nuestro trabajo con el resultado de este reportaje de Nika publicado el pasado domingo 29 de abril en el Welt alemán. Gracias por supuesto a José Torres Arroyo, su hijo y nuera. Gracias a Manolo Cejudo “Antoñé jr.” y a su encantadora mujer, excelentes anfitriones y por último gracias también a Antonio Mora, mi sobrino por su exquisita amabilidad .

Welt del Domingo 29.04.12

La ciudad de los botos

Los llevó ya Bo Derek. Hoy Claudia Schiffer y Kate Moss ensalzan los botos de Valverde, un pueblo del sur de España. Una visita a los verdaderos maestros.

Por NiKa  Scheidemandel    

Traducción: Daniel Romero

En la región española de Andalucía, cerca de la frontera con Portugal, se encuentra Valverde del Camino. En este pueblo de 13.000 habitantes se suceden desde 1912 unas maravillas de botos. Hasta hoy el 90 por ciento de sus habitantes vive de la manufactura del calzado.

Catherine, duquesa de Cambridge, es una de las personalidades que creen en los botos del lugar. En cualquier caso, los zapatos de piel hechos aquí, sobre todo el boto y el boto de media pierna, se consideran como algo exclusivo.

¿Pero se hacen a mano realmente? ¿O también esta industria está amenazada por la crisis económica?

En el centro de Valverde tiene su propia tienda, con taller anejo, Manuel Cejudo, un hombre en la mitad de los cincuenta. Su padre, muerto hace poco, fue una especie de corifeo del zapatero de botos. Gran parte de los modelos de calzado salidos de Valverde, copiados luego mil veces por otros fabricantes, se deben a sus propuestas y su saber.

Manuel Cejudo siguió las huellas de su padre. Las paredes de su tienda están salpicadas de recortes de prensa y fotografías de estrellas del cine, del deporte, del flamenco y del toreo. Una de ellas es el piloto de Ferrari Alain Prost. Su foto cuelga junto al retrato firmado de la estrella del toreo José Tomás, el más temerario de los toreros de España, para el que Manuel Cejudo acaba de hacer unos botos del mejor becerro. También el director español Pedro Almodóvar y la princesa noruega Mette-Marit posan con los zapateros.

Fue en el año 2002 cuando los dos diseñaron para la entonces estudiante de 19 años Kate Middleton los primeros botos con look de caza y los cortaron a la medida, personalmente, de su alargada pierna.

Los botos hicieron furor. Estaban basados en un modelo de los años de 1960, un valverdeño clásico, de todos modos transformado en alta clase con nuevos métodos de fabricación y la mejor piel. En aquel entonces Kate vino a Valverde acompañada de la diseñadora inglesa Penélope Chilvers. Ésta, acabada su formación profesional, había pasado varios años en Barcelona y en sus paseos a caballo llevaba las botas de montar españolas tradicionales. De este modo tomó conciencia del potencial de este calzado tradicional.

En pocas palabras, hizo un viaje a Valverde, compró 100 pares de botos hechos a mano y en tan sólo un mes los vendió todos a través de una boutique en el noble barrio londinense de Nottingh Hill.

Animada por el éxito, Chilvers se puso manos a la obra y creó su primera colección de calzado propia, que presentó en la parisina Fashion Week de 2005. A partir de ahí, durante años, la diseñadora encargó a Manuel  y Pepe Cejudo que atendieran a sus clientas más exclusivas con modelos hechos por ellos a medida. Se explica así que ahora la actriz Cate Blanchett y las modelos Claudia Schiffer y Kate Moss sean fans confesas de los botos de Valverde, siempre con el nombre de Penélope Chilvers.

Manuel Cejudo se pone un poco pálido cuando se entera de que los botos de su casa se venden en Inglaterra a una media de 450 euros el par. – Penélope Chilvers, en este tiempo, se ha hecho millonaria con los zapatos. En casa de Cejudo se puede obtener un par tan sólo por la cuarta parte de ese precio, pero este industrial respeta lo acordado. Al fin y al cabo, argumenta, él hace zapatos por tradición y está muy contento con su vida y con lo que gana. Lo que falte en el presupuesto familiar, lo completa su mujer con los ingresos por sus pinturas de caballos.

Recuerda Manuel Cejudo que ya en los años de 1950  vivió Valverde el primer boom internacional del boto. Su padre lanzó entonces el “boto campero”, una bota alta lisa con una tira modelada en los laterales exteriores. Respondiendo al gusto tanto de caballero como de señora, consiguió fama por primera vez también fuera de España -gracias a ayudas importantes.

El director y actor John Derek descubrió esta obra de artesanía, durante un rodaje en Hollywood, en los pies de un político. Al poco tiempo se vio a Derek en Valverde, cuando se presentó donde Pepe Cejudo para hacerse a medida su primer par de camperos. En las tres décadas siguientes, tres de las cuatro esposas de la estrella cinematográfica, Ursula Andress, Linda Evans y Bo Derek, hicieron el viaje a este alejado pueblo andaluz para encargar calzado personalmente.

Y el calzado alcanzó incluso fama musical: en el verano de 1962 la artista norteamericana y activista política Suze Rotolo se trasladó de Nueva York a Europa, y al amado que había dejado allá le envió como consuelo unos botos de Valverde. A raíz de eso él compone una balada: en “Boots of Spanish Leather” (NT: “Botas de piel española”) cuenta, con su inconfundible cantar hablado, la historia de sus relaciones. El nombre del amado: Bob Dylan. Más o menos por aquella época Cejudo senior desarrolló nuevos modelos de botos, cuyas imitaciones fueron fabricadas  pronto por todos lo zapateros del pueblo. Y así ha sido hasta hoy.

Pero, en el fondo, la historia de las célebres botas altas españolas comienza ya mucho antes: en el año 1873 un zapatero valverdeño, un tal Manuel Montero, participa como único español en la Exposición Universal de Viena. En ella gana, con un zapato de señora, la distinción principal. Un síntoma madrugador, ya que no es hasta 1912 cuando arranca la industria de la piel local, se abre la primera fábrica de calzado. Los modelos más fabricados son unas botas fuertes para trabajadores del campo y criadores de caballos.

El innovador Romero Pérez, dueño de una fábrica y conocido hasta hoy en el lugar sencillamente como “Don Zapato”, instala dos modernos sistemas de producción. Uno sirve para producir suelas cosidas por los cercos, y con el otro el corte se cose a la suela por el interior logrando que la puntada no se vea. Al mismo tiempo el fabricante alemán de máquinas de coser Singer pone en el mercado nuevos aparatos para los trabajos con piel. Hay unos capaces de perforar los agujeros para las agujas y perforar la piel. Los llamados “cortadores” se encargan de cortar a mano las piezas para la pala, el empeine, el talón y las tobilleras; es  un procedimiento que se ha mantenido hasta el día de hoy. Cortan la piel sobre una mesa de trabajo y la acoplan a una horma de madera con forma de pie que recuerda a un tensor de calzado. Con las nuevas máquinas de coser este trabajo se ha acelerado enormemente desde hace 100 años, y de pronto los 150 trabajadores mejor formados están en condiciones de acabar 500 pares de zapatos al día. La calidad y la disponibilidad de estas botas hacen posible el éxito nacional en España.

 Hasta el día de hoy José Torres es el cortador más célebre del lugar. Este hombre de 80 años (1932) trabajaba ya en 1952 en la primera fábrica de calzado de Romero.

En un pequeño taller, que se encuentra encima de su cocina y al que se accede por unas escaleras de madera, hace él, aparte de botos de montar y de los clásicos de Valverde, las impresionantes “botas de guarnición”. Se trata de unas botas altas cortadas a medida con guarniciones hechas a mano, que calzan toreros y caballistas ricos en manifestaciones públicas y festivales.  Con la precisión y concentración de un verdadero maestro, el señor Torres, con mano tranquila, corta el complicado dibujo en la piel. El resultado es tan intachablemente bello que merecería un premio de diseño. De este modo, el nuevo comeback del zapato  de Valverde habla por sí solo.

2012

Pedidos de zapatos hechos a mano y a medida de los maestros Cejufo y Torres, a:

valverdehandmade@gmail.com (Link: mailto:valverdehandmade@gmail.com)

Read Full Post »

CIEN AÑOS  

Conmemoración de un hito  que el empresariado y la sociedad valverdeña, con las Autoridades al frente de las Instituciones,  deberían aprovechar para promocionar nuestra industria base y por supuesto a nuestro pueblo.


Foto tomada de la orginal en el taller de Manuel Cejudo. 
Son antecesores suyos de la saga "Antoñé"

Características que los pueblos cercanos atribuyen a los “serranos” o valverdeños: “pueblo trabajador, ambicioso, hambriento de desarrollo, práctico y eficaz”.

José Torres y Nika

Hace tiempo ya que tenía necesidad de escribir sobre el zapato, los zapateros, las aparadoras y cortadores de Valverde. Su mundo, su origen, etc..

El pasado noviembre contactamos Nika, periodista alemana, y yo a través de la red.  En un mensaje en el blog, me pedía colaboración, se proponía escribir en los medios de los que es artículista, sobre la industria del calzado en Valverde del Camino. La cuestión sobre la que nucleaba todo su interés era ; ¿Por qué el zapato en Valverde?. Su trabajo aparecerá muy pronto en centro Europa.

En lo que a mi respecta hace años, bueno siempre me interesó muchísimo, que vengo documentandome sobre este tema,   por tanto coincido con Nika,  con igual pregunta:

¿Por qué Valverde hace zapatos?

Un poco de historia

Un dato anecdótico y no carente de importancia implica a Manuel Montero Asnero (*): es el primer artesano de Valverde del Camino que participa en la Exposición Internacional de Viena, 1873,  y gana el premio al mejor zapato de señora con tacón de suela vaciado en tres columnas salomónicas, cuyas bases forman la tapa firme y el asiento la trasera. El patrón, cortado, aparado y confeccionado es obra del mismo autor.

Hasta 1912, la industria del cuero en Valverde es artesanal y los productos más fabricados son las duras y resistentes botas de los agricultores.

La primera fábrica de calzado que se pone en marcha data precisamente de 1912. En Arroyo y Cia (ROMERO PÉREZ, 1976,1) se instalan tres modernos sistemas de producción: Good Year (empalmillado), Mixto (troquelación’ y sujeción metálica del cerco) y Blake (cosido de dentro a fuera).

A la par, la empresa Singer levanta una fábrica con los últimos modelos de máquinas de una sección de curtido. El proceso productivo cuenta con máquinas automáticas de dos agujas para colocar ojetes, y aparatos para hacer ojales, rebajar la piel, perforar, etc. Singer consigue, además, enseñar el oficio de cortador de piel para el empeine de los zapatos, para una mesa o para útiles de cualquier material.

El avance que supuso esta nueva fábrica es increíble. Hasta ese momento, el zapatero valverdeño corta la piel sobre una tabla –el boje– que se apoya sobre las rodillas, en esa posición realiza el desvastado de la piel sobrante y sujeta el cuero a la pieza que se trabaja con una claveta –estaquilla o clavo de madera-. La fábrica de Singer agiliza todo este proceso gracias al uso de las máquinas y a una planta de 150 trabajadores perfectamente formados, que producen 500 pares de zapatos diarios.

El exceso de producción y la calidad de lo producido posibilitan que el mercado de Valverde del Camino se extienda a toda Andalucía, Extremadura y Castilla la Nueva. Pero el éxito que alcanza, hasta situarse entre las mejores del país, se trunca con la llegada de la Primera Guerra Mundial, que sólo permite sobrevivir a la fábrica dieciocho meses.

Es necesario esperar al final de la primera gran guerra de este siglo para abrir la segunda fábrica de calzado, que aprovecha todo el material útil de la primera y buena parte de sus instalaciones. La nueva fábrica también se beneficia del nacimiento de la industria de cortes y aparados, que tiene su mejor época en la segunda mitad del siglo XX.

En esta época, socios colectivos y comanditarios, con un capital social de 90.000 pesetas, constituyen la Sociedad Mercantil Romero Becerro y Cía. 

La producción diaria de calzado asciende a un promedio de 125 pares, el sueldo mensual de los socios gerentes es de 25 pesetas y los beneficios extraordinarios o primas, en relación con las ganancias líquidas obtenidas durante cada año, equivalen a 250 pesetas.

Esta nueva empresa, registrada en el Registro Mercantil de Huelva desde el 9 de Noviembre de 1918, consolida el despegue industrial en Valverde del Camino.

Unos años más tarde, el 30 de Septiembre de 1923, se disuelve la compañía y se inscribe en el Registro Mercantil con el nombre de Industrial Valverdeña, S.A. (INVAL).

A partir de entonces, se produce un continuo desarrollo de la empresa, que se plasma en sucesivas ampliaciones de capital: la primera data de 31 de Diciembre de 1923 y supone un incremento de capital social de 200.000 pesetas; la segunda se lleva a término en 1937 por valor de 300.000 pesetas; la tercera, en 1940, por valor de 850.000 pesetas. La cifra absoluta de capital social de la Industrial Valverdeña, S.A. asciende, en 1940, a 1.440.000 pesetas.

Entre la desaparición de la primera fábrica (1918) y la consolidación de la segunda (1920) sobresale un importante hecho (REGISTRO MERCANTIL DE HUELVA, tomo 12, hoja 431, folio 263): se constituye en Valverde un movimiento gremial para formar el primer sindicato de zapateros como compañía anónima.

Tal sindicato está integrado por zapateros y vecinos valverdeños y recibe el nombre de “El Crédito Obrero”; en sus estatutos pueden leerse, entre otros, el siguiente párrafo: “Este sindicato tiene por objeto dedicarse a la fabricación de calzado en un mismo taller y formando una sola personalidad jurídica. El capital estará representado por 31 acciones nominativas de 500 pesetas cada una (…). La administración estará a cargo de un consejo y los beneficios que se obtengan en los cinco primeros años se destinarán íntegros a constituir el fondo de reservas (…).

Cuando se acuerde el reparto de beneficios se destinará un 20% al fondo de reservas; el 80 % restante se dividirá entre los socios en proporción al capital aportado”.

Cuatro años después de la instalación de la segunda fábrica, en 1924, se produce otro incidente importante: Manuel Romero Pérez consigue, con 16 años, su padre Diego Romero Bernal había quedado postrado en una silla, el título de patronista-modelista de calzados en la Academia Internacional Lincoln de Sabadell. Este acontecimiento, sin importancia aparente alguna, sirve para poner en marcha nuevas iniciativas en la producción de calzado y, de esta forma, conseguir: un mejor ajuste del diseño del calzado a la anatomía del pie, un mejor aprovechamiento de las pieles, una mejor adaptación a las exigencias de la demanda o una mayor rentabilidad de la ayuda que prestan las máquinas de cortar y coser.

También en 1924, el empresario Romero Pérez decide instalar un taller de cortes y aparados. Él (FERNÁNDEZ RITE, 1974, 1) describe esa época con las siguientes palabras: “Los zapatos que se fabricaban en Valverde tenían la misma línea y calidad tanto para señoras como para caballeros, y eran comparables a los que entonces se hacían en Ciudadela (Menorca) o en Inca (Mallorca). Eran totalmente manuales, pura artesanía. Que perdonen los que no cito (…) pero  ¡cómo me acuerdo de aquellos zapatos que hacían El Nene, Frasco Parreño o Paco Garrido!

Allí disfrutábamos con la obra bien hecha y discutíamos acerca del oficio como quien discute hoy de fútbol: que quiénes eran los mejores oficiales, las mejores aparadoras, los mejores patronistas… Eran tiempos en los que en mi casa se recibían revistas del calzado internacional “.

Se ponen en marcha tres nuevas iniciativas: la primera, en 1944, fecha en que se construye una nueva fábrica de Cortes Aparados para el calzado, de almacén de pieles, de materias primas y otros artículos necesarios para la industria  del cuero.

La segunda, en 1946, implica la construcción de otra fábrica de calzado. La tercera y última de este período, entre 1949 y 1951, es un estudio acerca de las posibilidades que tiene Valverde para la fabricación de calzado campero.

Esta última iniciativa obedece a que, tras la exhibición en la Feria Concurso del Ayuntamiento de un boto de dos piezas con dibujos de troqueles sobre la piel y con una caña un poco más alta que los camperos corrientes, éste obtiene el primer premio de la muestra.

El proceso de fabricación artesanal de los botos, que tanta fama han aportado a Valverde, atiende al siguiente proceso: en primer lugar, se comienza con la selección de la piel; en segundo lugar, se moldea con la ayuda de unas tablillas que, humedecidas primero y secadas y pegadas más tarde, van dando forma al calzado; en tercer lugar, se hacen los dibujos mediante pespuntes y se procede al ensamblado, guarnecido o aparado de las piezas; en cuarto lugar, se coloca el piso del calzado, al que previamente se le ha cosido o pegado una plantilla, y en los bordes del piso se aplica una tira de cuero (la vira o cerco); en quinto lugar, se fija con cola la suela al calzado y se cose la vira al calzado con un hilo de algodón untado en pez sólida; en sexto lugar, se coloca un tacón bruto y, cuando está bien fijado, se lija y tiñe; para finalizar esta operación artesanal se encera y abrillanta y se lanza al mercado.

Este proceso de fabricación artesanal y las copias de los patrones se ponen a disposición de los demás zapateros de Valverde. El éxito es tal, que la producción se incrementa considerablemente y los botos son, desde entonces, el eje fundamental del mercado zapatero valverdeño.

A comienzos de la década de los sesenta, el 85% de la población de Valverde del Camino depende de la industria del calzado.

Agradecimientos.

A José Torres Arroyo (Valverde, 1913) maestro cortador, ¡vaya manos! , aprendiz del maestro Lazo desde el 1949 hasta el 52 , oficial después en la CULMEN de tan gratísimos recuerdos de mi infancia.

A su hijo y a su nuera.

A  Manuel Cejudo, zapatero de estirpe y formación, su conversación fluida, amena e intensa.  A su magnífica mujer, mejor pintora.

A los hermanos Mora, especialmente a mi sobrino Antonio por sus atenciones.

A todos por su generosidad y hospitalidad en nuestra visita a sus talleres, gracias por lo aprendido y por vuestro tiempo.

AAurora, magnífica guía.

FUENTE:

Universidad de Huelva 2009. “LA INDUSTRIA DEL CUERO Y CALZADO EN VALVERDE DEL CAMINO”.

Por JULIO GARCÍA DEL JUNCO

Y FRANCISCO  ESPASANDIN BUSTELO

(*) Pienso que se trata de Manuel Mantero Asuero, apellidos valverdeños.

Read Full Post »

La bonita canción que lleva por título …

“REINA MORA” del Maestro Guerrero

Eran tiempos de radio, de discos dedicados; “al niño más bonito…”, de Rafael Santisteban; “Conozca usted a sus vecinos” , de “Matilde Perico y Periquín”, de Pepe Iglesias “El ZORRO” –“Yo soy el zorro, zorro, señores…”, del “Angelus” desde Roma a las doce en punto, del “Parte” en conexión de todas las emisoras con Radio Nacional, obligatorio hasta 1977, de las novelas de Guillermo Sautier Casaseca (1910-1980) y Luis Alberca dirigiendo a: Pedro Pablo Ayuso, Matilde Vilariño, Matilde Conesa junto con “el cuadro de actores de la cadena SER”; La Segunda Esposa, Ama Rosa, etc. que humedecieron hasta los tapetes de croché de las mesas de camillas en las sobremesas españolas.

En mi casa de la Calleja teníamos una radio Sparton modelo Cathedral, muy  parecida a la que les traigo en este vídeo, junto a ella el elevador reductor lleno de agujeritos y el voltímetro por aquello de las bajadas de la corriente a 125v.

Alfonso, noticia.

El nombre de Alfonso ha saltado a todos los medios de comunicación, consecuencia de la repercusión de la noticia en primicia ofrecida desde http://www.devalverde.es  donde se daba cuenta de la imagen de la novia del principe Guillermo de Inglaterra con las botas HERCE de los hermanos Cejudo Cera de Valverde.

Es ahora la imágen de Alfonso la que traspasa las fronteras y aparece en los lugares públicos del mundo, desde galerias de arte, pubs y hasta el metro de N.Y.C.

Alfonso City Hall

Pub in London

Museo

N.Y.C. Estación de metro

EN LA PRENSA

¡Alfonso!

Read Full Post »

Older Posts »