Manolita Jiménez, serrana de Valverde.

LA CALLEJA Nº 8

Como otra tocaya suya, mi abuela, vivió en la Calleja aunque más abajo, justo frente a la casa parroquial, en el número ocho, en la Posada.

 

LA POSADA. INTERIOR

También  pequeña, pero grande muy grande de sonrisa y corazón, era la madre de “Los Catilla” gente singular; artistas, tallista, tanguero, comerciante, meteorólogo, filósofos todos, mujeres universales ( España, Africa, Bella, etc.) , comprometidas siempre con su entorno. Durante el tiempo que la conocí jamás mostró su pena, mucho menos cualquier atisbo de rencor, afable y cariñosa.

Para la chiquillería de entonces la posada fue una casa singular no sólo por la arquitectura, nunca debieron desaparecer las posadas ;  la de la calle Arriba, la de la calle Abajo, la de Juanillo “El herraó” (su arcada, el suelo empedrado, etc.) a todo ello había que añadir la “memoria en blanco” ; esculturas inacabadas, bocetos de obras que se truncaron  a tiro sucio y cobarde la mañana del 5 de agosto en las tapias del cementerio de Beas, en el treinta y siete.

Manolita Jimenez Delgado. Serrana de Valverde

Allí,  Manuela Jimenez Delgado comenzó a vivir su pena, su agonía, llevada como pudo, aliviada a golpe de visitas de sus hijos y nietos, de tertulias en el cuerpocasa y al fresco de la Calleja dándonos ejemplo de bondad, prudencia y misericordia.

Feliz  Feria a todos. 

Andrés Romero Álvarez

11 de agosto, semana de la Feria de Valverde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s