1 comentario »

  1. “Yo NO conocí a esa mujer divina, que al cantar una Habanera su pecho entero se abría…” pero siempre supe cosas de ella. Me dejó su nombre, su pelo, su amor por la música y su templanza. Pero lo más grande que tengo es esta familia maravillosa. Mi deseo es que sigamos estando siempre tan unidos y así se llene de gozo allá donde esté. Feliz Navidad a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s