Valverde, 27 de febrero de 2011. El sueño se cumplió.

Cronica breve de una vuelta

Fue una mañana de domingo, de «Domingo de Resurreccón», de campanillas cuando el Señor del Santo Volvió a su Cabezo para desde allí seguir con su molienda de intenciones, rezos y esperanzas que el pueblo entero de Valverde  le confia  a lo largo del año en su soledad del Santo.

La Cigüeña no perdía detalle de cuanto sucedía allí abajo de la calle San Sebastián, por el Cantón o a lo largo de la subida de la Cuesta,   ya en la Plaza, ante la verde Puerta, bajo la Espadaña, el mosaico trianero del Cristo de los Molinos y el rosetón de la «Verdad» hecha vidríera, bajo coquetas nubes blancas «alforjadas en borlanza» de aquel luminoso día.

Valverde, cumplió.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s