Cat on a Hot Tin Roof

La Gata sobre el tejado de zinc

Corría la segunda mitad de la década de los años 5o del pasado siglo, nuestra adolescencia estaba en su momento más álgido. Hacía poco, que mi padre vendía a un señor de Sevilla, ajeno totalmente al gremio y comercio de la zapatería,  nuestra  fábrica de Calzados, Cercos-Viras y de Hielo, CULMEN en Triana. Le unía a Valverde tan sólo, lazos afectívos, casado con una de las hijas de una ilustre pareja de Valverdeños, D. Ildefonso Zarza y señora.

Se responsabilizó tambien durante un tiempo en régimen de concesión, la familia Zarza junto con los Macias y los Mora eran los propietarios, del Cine Zarza Mora que pasó a llamarse “Cinema Valverde” y la Plaza de los Toros.

Dada su fulgurante  irrupción en el empresariado valverdeño con cierto “halo” de hombre de éxito salvador, el fino humor valverdeño que siempre está a la que salta, le bautizó con el nombre de “Penicilina” (todo lo cura), dicho sea con el mayor de los respetos, pues ya no víve.

En el mundo del cine y el espectáculo, showbussines como le llaman, fue todo un revulsivo; Implantó los bailes en el patio de butacas del Cine, los mediodias de Feria en agosto, “La Sauna” le llamábamos, en teatro impulsó también  la visita de numerosas compañias de Revistas picantonas, hizo celebérrima y celebradísima para el publico valverdeño y de los alrededores, masculino sobre todo, la repetidas visitas de “La TONA SANZ”   a  algunos, aún les sonará…

“Yo, tengo un manguito

yo tento un manguito

que de día me lo pongo

y de noche me lo quito…

¿ME …LO …QUIIITOO ?

Fueron sonados tambien, a ésto viene mi entrada de hoy, sonados los estrenos 4R (las películas eran calificadas por la Iglesia, colgando en la tablilla de anuncios del cancel de entrada por la puerta de la Laja, fichas de colores, número y una observación), que significaba ni más ni menos que “Mayores con reparos”, quiere decir; ¡a un paso de la excomunión!.

La palma se la llevó una cuya cartelera, colgada en la Heladería VALDERAS (“La Casita de Papel), representaba una gata sobre un tejado, tan sólo en el angulo inferior derecho aparecía una guapísima señora de ojazos gatunos, tras los barrotes de bronce del piecero de una cama como la de nuestras abuelas.

La bella dama era ELIZABETH TAYLOR que acaba de fallecer y la película…

“LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC”

CAT ON A HOT TIN ROOF

1958

Descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s