Un año y nueve días. Cincuenta años después

Domingo 27 de febrero de 2011

El Señor del Santo, de nuevo en su Ermita.

Quiero ofrecer hoy a mi hermandad de los Nazarenos  Negros de Valverde este documento de la vuelta a su ermita del Señor del Santo en un día lleno de luz y belleza, tambien cargado de nostalgia, de historia para una ciudadanía que supo poner en valor lo mejor de sí con la construcción de este bello monumento a llá en los años cincuenta y  ahora en su reconstrucción de lo dañado en un tiempo record.


Desde 1752 hasta 1952 el cabezo del Santo con sus molinos dió cabida a una pequeña, bonita  “Ermita del Señor Sn. Sevatían” (como rezaba en el documento encontrado al desmontar el retablo) y desde el 12 de marzo de 1961 hasta nuestros días esta joya  de la Ermita del Señor del Santo, conformando un importante nucleo urbano, icono singular de nuestro pueblo.

Cincuenta años

“Por la noche trasladamos, en imponente procesión, al Señor del Santo a su nueva Ermita, rodeada la imagen por una muchedumbre entusiasta, que no dejo en todo el trayecto de vitorearle, aclamando también al Sr. Arzobispo que presidía, y a la Hermandad de los Negros, que ha conseguido la realización de esta gloria para Valverde”. Boletin nº 10 de la Ermita. Cronica del día 12 de marzo de 1961, domingo, en que fue consagrada la Ermita del Señor del Santo.

“He aquí, Señor, la Casa que Tú has querido.
Para que tu pueblo, hecho iglesia, pueda en ella creer y rezar; cantar y ofrecer; esperar y amar.

Hemos alcanzado esta orilla del esplendor desde la antigua ribera de tu pobreza,
navegando juntos, nueve largos años, en una barca de fé, con múltiples remos acordados

Porque Tú lo quisiste. se asoció a nuestro esfuerzo un inmenso caudal de generosidades.
Hubo algunos que hicieron de sus dolores, – ¡hasta de sus vidas! – el precio de su
participación en la común tarea.

Por eso, bogamos, siempre en nuestro navío con velas desplegadas.
A todos, enriquécelos con su Gracia.
Y que tu vieja Ermita, soterrada en el cimiento de nuestras nostalgias, levante en vilo, como el asta de una bandera, la alegría y la ejemplaridad de Ia nueva.
¡ Hay que continuar la marcha, amigos! “.

Boletin nº 10 de la Ermita.30-marzo-1961


1 comentario »

  1. Una vez más te felicito, supiste captar la emoción del momento en detalles, como el reflejo del Señor en el mármol rojo recién pulido… Fue un momento que los que tuvimos la fortuna de vivirlo en directo jamás olvidaremos. Y para aquellos que no lo pudieron vivir, este video les va a trasladar a ese día porque, por lo menos a mí, me ha emocionado de igual manera. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s