Viacrucis penitencial de Sevilla.

Un tanto desangelado

El pasado lunes 22, en la tregua que el tiempo nos brindó cuando comenzaba a caer la tarde, con un cuarto de luna en lo alto y un bonito azul en el cielo, pude contemplar ante el Convento de San Buenaventura, con el titinéo de cucharillas y platos del Horno homónimo al Convento, el paso de la comitíva que en Via Crucis dicuría desde la Carretería a la Catedral.

La hora, la gente y el lugar un tanto desangelados hasta que aparecieron el discreto monte de flores moradas entre la nube de incienso y el sonido acorde racheado de los hermanos porteadores el impresionante Crucificado Cristo de la Salud , precedidos de la música de capilla a madera y capella del grupo vocal. Todo correcto, eso sí, pero daba la sensación de que algo faltaba; ¿Pellizco, tal vez?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s