La muerte en un paraiso.

 

Fueron muchas vacaciones entrañables en ese trocito del Algarve portugués. Han sído innumerables las ocasiones que pudimos disfrutar con nuestras hijas de esa coqueta playa de Maria Luisa, bajo esas “falesias”, ahora asesinas.

Por aquello de “donde fueres, haz lo que vieres” , bajábamos siempre despues de disfrutar del  suculento  “pequenho  almoço”  (desayuno) del Hotel La Balaia, ya desaparecido, con nuestros sanwiches de “pau seco” (molletes) , las “Sagres” y  fruta, permanecíamos allí hasta las 5 o 6 de la tarde; era el paraiso.

Allí, la pasada semana es donde han encontrado, entre otros, una familia al completo, como tantas en vacaciones, como eramos nosotros, la muerte.

Descansen en paz. 

1 comentario »

  1. Precisamente yo estuve unos días antes en Alvor y debajo de esa piedar en ese rincón es donde nos poníamos.

    Le dediqué una entrada: “La Playa” y precisamente hablaba de enterramientos.

    Casualidades terribles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s