Viendo procesiones en Sevilla. El valor de los detalles.

A Marcos, Fernando y Rocio con los que tuve el placer de disfrutar este instante.

Soy de los que gusta de observar los detalles más nimios antes, durante y despues del paso de una cofradía en la Semanasanta de Sevilla. Por ello, me gusta reproducir sonidos acompañando imágenes de fotos captadas sin flash, desenfocadas a veces, primando más el afán de lograr el ambiente, el feeling, la chispa que la perfección ya que pretendo que cada uno aporte su poquito de imaginación al “momento” que se intenta plasmar y transmitir.

El lunes santo de 2008, coincidí con Marcos, Nani y  Rocio en los “sitios” de siempre viendo y gustando de lo que nos atrae  a todos y en unos de esos momentos tontos donde te apartas de las bullas, nos plantamos los cuatro frente al Corral del Conde en la calle Santiago y esto que les cuento a continuación fue lo que vimos y vivimos cada uno a nuestro modo.

Atrás ha quedado la Carrera Oficial, acaba  de abandonar la plaza de San Leandro, por Cardenal Cervantes, ya cercano se oye la llamada del capatáz,  asoma  a la calle Santiago, tras los ciriales, el replandor de la candelería de la Madre del Rocio, la música tras el paso de palio se acerca poco a poco “in crescendo” tras las ordenes de los contraguías bajo el sonoro tintineo de las bambalinas en los varales, disparo tras disparo se va conformando el recuerdo de aquel momento, lunes santo de 2008.

2 Comentarios »

  1. Fue un momento precioso, y con este montaje de imágenes me lo has vuelto a recordar. Uno de los detalles que más me gustaron es cuando las sombras de los ciriales y los pasos se proyectaban sobre la pared de la calle Santiago antes y durante la revirá. Esa esquina, y frente al Corral del Conde, tiene algo especial. Espero que este año encontremos otro momento “aparesío”, por lo menos. Un abrazo.

  2. Esas sombras reflejadas en los muros encalados del corral “anunciando lo que viene” evocan tantas cosas…

    Esta cofradía por la calle Santiago tiene un sabor especial a pueblo, a barrio auténtico en pleno centro.

    Momentos así son los que nuestras retinas graban y se recuerdan cuando al difuminarse los días de esa gran semana vuelve la cuenta atrás para una nueva Semana Santa.

    Los Romero siempre fuimos buenos para amenizar las esperas. Ya queda menos para volvernos a ver en los lugares de siempre.

    Gracias por el montaje, una está ya con la emoción a flor de piel y se ilusiona especialmente con detalles así.

    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s