Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cadiz’ Category

a Paco

“…Para su sé fui el agua
para su frío candela
y para sus besos amantes
dejé entre sus brazos, mis carnes morena…”

(de “Maria de la O”. Rafael de León)

 

Lo bailó Joaquín. Joaquín Grilo

 

a Manuel

 

 

Lo cantó Carmen. Carmen Grilo

 

Dijo Juan Manuel Flores, autor de “Todo es de color ” que “cuando yo me muera, Giralda, vendré a acariciar tu cuerpo vestido de primavera”. Flores murió en 1996.

Conozco a Joaquín Grilo y a Nuria, su mujer desde 1981 cuando tuve el inmenso honor de trabajar para el Ballet Albarizuela producido por la inolvidable Mona Ratib y bajo la dirección de Fernando Belmonte y Paco del Rio. Juntos estuvimos en multitud de sitios, juntos también en Londres en 1986.

Con Albarizuela , Londres 1986

Con Albarizuela , Londres 1986

 

Juntos, también,  hicimos la que probablemente fue la ultima actuación en el Patio de las Doncellas de los RR. Alcázares de Sevilla con motivo de la primera visita de la Reina de Inglaterra. Fue el 20 de octubre de 1988,  entonces Joaquín Grilo tenía 18 años.

 

 

 

PATIO DE LAS DONCELLAS.Primera visita Reina de Inglaterra 20-10-1988

PATIO DE LAS DONCELLAS.Primera visita Reina de Inglaterra 20-10-1988

Albarizuela. Reina de Inglaterra 1988

 

El pasado jueves 29 de octubre, después de tanto tiempo tuve el placer de compartír una gratísima tarde con ellos (Joaquín y Nuria , su mujer) y también  conocí a Carmen Grilo, la hermana. Disfruté con estos artistas que transpiran Jerez por sus poros, desde chiquetitos, doy fé.

Read Full Post »

REGNE DE VALÉNCE-Coplas

LA ALAMEDA DE VALENCIA

La renovación barroca del Intendente don Rodrigo Caballero .

 Don Rodrigo Caballero, para sus paisanos valverdeños siempre fue identificado como quien promovió y mandó construir la Plaza Mayor de Salamanca. Iniciativa más que suficiente para ser recordado y tenido en cuenta en la historia de España por siempre, sin embargo no fue ni la primera ni mucho menos la única en importancia de las obras inspiradas y promovidas por nuestro noble paisano a lo largo de toda su dilatada carrera como alto funcionario primero y político que ocupó cargos de la máxima responsabilidad en los círculos de poder de la Corona coincidiendo con la instauración de la dinastía de los borbónes.

LA ALAMEDA DE VALENCIA-4

La Alameda de Valencia

Ante la situación “respecto de lo pobre, aniquilada y destruida que se halla esta ciudad y sus vecinos, sus bolsas tan exaustas, sin propios como las demás ciudades de Castilla y los demás arbitrios  tan poco valerosos que los acrehedores experimentan un sumo retraso” (1), el Intendente Rodrigo Caballero, que además ostentaba el cargo de Corregidor y administrador de las rentas de propios y arbitrios de la ciudad desde el 0cho de enero de 1713, decide acometer una gran obra pública que mitigue la gran secuela de la Guerra de Sucesión,  en una ciudad arruinada y “en tiempo en que los pobres no tenían en que ganar un jornal”, en palabra del propio Intendente.

Había que hacer notar que se trataba de la primera obra pública de los borbones, es la  renovación formal de parte del trazado previo de  la Alameda, al que se añade un segundo óvalo en el otro extremo, poniendo el máximo empeño en el aspecto suntuario. Políticamente concebida como una vía triunfal de la nueva monarquía borbónica cuyos triunfos se alzaban sobre una ciudad sometida por las armas, aunque rápidamente mostró su fidelidad al nuevo monarca Felipe V.

El 13 de abril de 1713 el Intendente don Rodrigo Caballero manda un auto al consistorio valenciano mostrando sus deseos de “replantar y acudir al ornato público” , para lo que manda al ayuntamiento, que sin tocar los caudales de la ciudad se prevea ” todo lo necesario para poner en execución la planta que para este fin ha executado por medio del mismo Lorenzo Llop para que en la luna menguante de henero del año próximo venidero se planten los álamos blancos,  todos los que falten en dicha Alameda  y se forme el segundo  obalo a la parte de abajo a correspondencia”.

En enero de 1714, con un nuevo impuesto sobre la nieve y las sisas de la carne, se inicia la replantación del paseo. Finalizada esta replantación del arbolado, el Intendente dá nuevas ordenes a Lorezo Llop el 28 de junio de 1714 para que “allanase, terraplenase y hiziese hacer de piedra otro obalo  a la salida de la Alameda y paseo  público como el que está a la entrada de ella, e hiziese abrir las azequias  para que corriesen las aguas”.

Mandó construir la Ermita de la Soledad (hoy por desgracia desaparecida). Al mismo tiempo se levantan la torres gemelas de San Felipe y Santiago. Llamadas “las Torres de los Guardas” orque estaban destinadas a dar albergue a los arrendatarios de los huertos de la Alameda quienes, además de cultivarlos, estaban obligados a mantener el buen estado del paseo.  El tejado de cada una tiene forma piramidal recubierta de tejas vidriadas azules. En la fachada lucen los escudos de las familias más influyentes  que simbolizan el carácter aristocrático de la nueva Valencia borbónica.

valenciatorredelosguardas02 valenciatorredelosguardas03 valenciatorredelosguardas04 valenciatorredelosguardas06valenciatorredelosguardas04

Don Rodrigo Caballero mandó grabar sendas lápidas conmemorativas en lo alto de las torres, en las que reza con letras capitales romanas la siguiente inscripción; “Reinando en las Españas Felipe V , el Animoso, mandó hacer estas torres, estos jardines y restablecer la publica recreación de este paseo don Rodrigo Caballero Yllanes, Caballero del hábito de Santiago, del Consejo de su Majestad y Superintendente General de Justicia, Policia, Guerra y Hacienda de este Reino de Valencia. Año 1714”   

03 Arciniega

Escudo Real y lápida conmemoratíva.

(1)A.M.V. Libro Capitular de 1715.Sig D17, fols 25-31.

Las  Coplas de la  Alameda probablemente fueron instrumentalizadas por las autoridades, o, cuando menos, contaron con su beneplácito. Esto ha favorecido seguramente que hayan tenido una mayor difusión y pervivencia en la posteridad, y que incluso llegaron en parte a la imprenta. Josep Maria  Zacarés en el semanario El  Fénix (*núm. 9, 1-XII-1844) insertaba una de las poesías que, según él, “se publicaron entonces con motivo de dicha obra,” intitulada A la capilla  y ermita de la Virgen María de Soledad, construida por el  sinyor Don Rodrigo Caballero  Yllanes, mariscal de  campo de los  eixèrsits de Sano  Machestat, de la orden de Siendo Yago, del Consejo de la Guerra  y  correchidor  e intendente de esta ciudad, que dice así:

“Allá en  Valènsia,

bajo las murallas,

han hecho un prodichi

 digno de contar.

 Han hecho dos torres

y una Alameda,

que más  hermosa no se puede encontrar.

 Allí  à rosas,

 flores,  clavelines,

 malvas marinas

  y estrellas del mar.

  Y una  ermiteta

de piedra picada,

 qu·és dedicada a Soledad,

 y a  Chesucrist,

rey de la Gloria,

para memoria

de todos los cristianos

En realidad, se trata de una versión reducida con variantes, de las *Coplas de la  Alameda” manuscritas, la cual muestra que este poema debió de conocer una notable difusión, y circularía, con variantes, a través de copias manuscritas, y probablemente también de la transmisión oral, e incluso llegó, al menos en parte, a la imprenta.

Por su parte, las  Décimas a Don Rodrigo  Cavallero, de carácter satírico, conocidas sólo en versión manuscrita, reflejan más sinceramente el pensamiento de una gran parte de la población valenciana, que tuvo que sufrir las cargas impositivas del intendente y del nuevo régimen borbónico.

Las  Coplas de la  Alameda son una descripción encomiàstica de la belleza de la Alameda, después de la reforma de Caballero, con las torres gemelas de Santo Felip y Santiago, las bolas ornamentales, los bancos y los jardines, plenos de árboles, de flores y de hortalizas, que dan un aspecto ideal al conjunto, que recuerda la poesía de ambiente bucólico.

El autor se refiere también a las calles del paseo, por donde pasean las damas, así como a las estatuas de mármol blanco de Felip V, de su esposa Isabel de  Farnesio y de Lluís I, situadas sobre columnas de jaspe, y a los escudos heráldicos de Felip V, de la ciudad de Valencia, del capitán general marqués de Villadarías, del intendente y del gobernador, que  ornaven las torres.

Hace referencia a la ermita, donde se ubicaba la Virgen, y dónde también estaban representados el intendente Caballero y su esposa.  Del santuario salía el calvario, que lo enlazaba con el convento vecino de San Juan de Ribera.

Acaba la composición con la petición de un ruego por la gloria del autor de toda esta obra.

Desde el punto de vista métrico, las *Coplas de la *Alameda están formadas por versos *anisosil·làbics, con predominio de los *pentasíl·labs, de rima *asonant, y algunos blancos, a la manera de una canción popular.

Coplas de la Alameda

Allá en Valencia,

cerca de las murallas,

  han hecho un prodigio

digno de contar.

Más han hecho dos torres

 en una Alameda,

cosa tan bella

 que no se puede encontrar,

 en sus *banchs;

 para mí las bolas,

  todas de bolas,

que hace un grande mirar.

 Y en los jardines,

 que antes eran ramblas,

 todo de  mundícia,

 y de *chunqueres

 ahora plantado,

 de rosas, clavellines,

 malvas marinas

 y estrellas del mar.

 Más  hy  à  toronchers,

 y muy buenas limas,

 bachoques finas,

 melones de todo el añy.

 Y à un almeler

 que hace la flor blanca,

 y lo mangraner

 la tiene que coronar.

 Más y à cuatro

 habres de fruyta

muy rica;

 para ser  exquisita,

no se puede nombrar.

 Más y à hun moraduyx.

Que han hecho unas armas

 del grande Fylip  Quint,

 rey nòstron señor,

  las de Valencia,

 las de Villadaries,

  de Don Rodrigo  y el gobernador.

Y en la Alameda,

 

el rey y la reyna,

y a la  atra banda

el grande Luís primero.

 

Y  à un  paseyg (paseo)

de todas las damas,

que, muy  ufanes,

van por  los corredores.

Y  à una hermita

de piedra picada,

donde es colocada

ab muy grande delgadez

Nuestra Señora

de Dios  maculada,

de Dios nombrada

Verche (Virgen) de Dolors.

 

Es Don Rodrigo

lo de esta obra,

a Dios en gloria,

 lo ningún  y el autor.

 

  Y en esta  hermiteta,

 que está bien claustrada.

 Está muy retratada

también su mujer,

 y en la otra banda

 la toma en pedido

 de una pintura  

de dicho Caballero.

 

 Y à un pohuet freshc,

 en puals de cocer,

en una cadena

 que lo hace puchar.

 Más  hay un calvario

 fabricado de piedra;

 pasos en regla

 de lo que pasó Dios Jesuchrist,

 grande Rey de la Gloria,

 para memoria

de todo hombre  christià.

 Y en el año catorce,

 Contando de siete-cien,

se puso el fundamento

 a lo que (…),

Más en el  año  

pasado quedó concluïda

esta partida

en todo lo demás.

 Ruéguenle  ahora,

 para memoria,  

dando a Dios gloria

 a quien tal à hecho.

Un tono muy diferente tienen las  Décimas a Don Rodrigo Cavallero, que son una sátira de este personaje.El valverdeño Rodrigo Caballero Illanes (1663-1740), llegó a Valencia, como dice Ortí y Mayor (*Escartí, 231), la noche del 23 de julio de 1707, procedente de Madrid, para ejercer el cargo de alcalde del crimen del tribunal superior de justicia o  Chancilleria.

El año 1711 fue nombrado intendente de Valencia, cargo que ejerció con mano dura hasta el 1717, cuando fue trasladado a Cataluña como nuevo intendente del Principado, a raíz de sus enfrentamientos con el vicario general Jacinto Ortí, que incluso le ocasionaron la excomunión. A partir de 1713 se encargó también de la administración de las rentas municipales de Valencia, después de la absorción en el cargo de Intendente de la  superintendència general de rentas reales. Por lo tanto, asumió las competencias vinculadas a la justicia, a la policía y a la hacienda. Y en este sentido, va a ser un personaje muy impopular, e incluso odiado, por su firmeza a mantener la militarización de la Administración valenciana, sobre todo como responsable del cobro de los numerosos y cuantiosos impuestos de nueva creación, función en la cual se mostró inflexible.

La nueva fiscalidad, fundada sobre el modelo castellano, y contrarias a las tradiciones valencianas, incrementó de forma notable la presión impositiva, a la cual se unían los gastos ocasionados por el alojamiento de las tropas castellanas. Todo esto provocó un sentimiento de descontento generalizado entre los valencianos y el surgimiento de conflictos.

En la resistencia a la reforma de la fiscalidad, como hemos contado en otro escrito,  se significó el estamento eclesiástico que, amparándose en la inmunidad eclesiástica, se mostró firme en la defensa del sistema impositivo foral, lo cual le supuso frecuentes enfrentamientos con Don Rodrigo.

El poema, obra probablemente de un clérigo, toma como eje vertebrador la fundación de la ermita de la *Soledat por parte del Intendente. Este hecho, en un personaje que se distinguió por los enfrentamientos con el clero, está considerado como una acción hipócrita y propia de su vanidad. Además, se le reprocha la fundación de un lugar sacro y de oración junto a la Alameda, espacio destinado a la diversión y el esparcimiento profano y galán. Además de hipócrita, el poeta lo acusa de ladrón, de haber fundado la ermita valiéndose “de *lo que has *podido *hurtar.”

Ermita de la Soledad

Ermita de la Soledad

Los valencianos, de hecho, estaban muy sensibilizados con esta cuestión, puesto que a menudo tuvieron que sufrir las arbitrariedades y abusos de las nuevas autoridades castellanas.  También incide el poema en los agravios al estamento eclesiástico, y en la inflexibilidad impositiva del Intendente, por lo cual el autor lo califica de tirano y cruel en la recaudación de los impuestos, sin apiadarse de la pobreza y necesidades de los valencianos. No podemos olvidar el descontento que provocó la renovación de la Alameda entre una buena parte del pobre pueblo, puesto que esta obra supuso un incremento de los impuestos, para hacer frente a las 18.658 libras que costó la reforma, cantidad extraordinariamente elevada para la época. De hecho, algunos exaltados expresaron su malestar rompiendo las pirámides del paseo.

Décimas a Don Rodrigo Cavallero, yntendente que fue de esta ciudad.

 

Hipócrita santurrión,

hermitaño sin conciencia,

que desuellas a Valencia,

sin ley, justicia y razón.

¿Cómo quieres el perdón,  

usando de tu impiedad,

con la mayor crueldad?

No pienses en el rosario, 

en un paraje tan vario,

y proprio de vanidad. 

 

GLOSA

 

Por más que fundes hermitas,

queriendo al mundo engañar,

jamás lograrás orar

tus maldades infinitas.

 

En vano, pues, solicitas, 

con capa de santidad,

te tengan estimación,

conforme tú mismo quieres,

pues sabe Valencia que eres

hipócrita santurrión.

 

Dizen que ya arrepentido,

contrito y desengañado,

vivir has determinado,

y esta voz has esparcido 

dentro y fuera de Valencia, 

con que, en esta inteligencia,

Cavallero no te aclamen,

porque ya todos te llamen

hermitaño sin conciencia.

 

Nadie pudiera negar 

ser la hermita bien fundada,

si ella no fuera labrada

de lo que has podido hurtar.

Y assí, si juzgas ganar

aplausos en tu  opulencia, 

ten por segura advertencia

quantos baldones te den,

pues para tu coste ven

que desuellas a Valencia.

 

Porque cómo podía ser 

de que sólo a tus expensas

fabricases tan immensas

hobras, que se pueden ver,

sino procurando hazer

el cañipodios a montón,

valiéndose tu ambición

de las generalidades,

ciudad y otras maldades,

sin ley, justicia y razón.

 

Puede tanto tu maldad 

que de la mitra mayor,

siendo tú administrador,

te vales en propriedad;

luego, si aquesto es verdad,

que a lo sagrado atención 

no muestras con tal acción,

y robas con tanto anelo,

¿de la Virgen y del Cielo,

cómo quieres el perdón?

 

Todo el reyno está aclamando, 

viéndose en tanta pobreza,

y a Dios, con suma tristeza,

divino auxilio implorando.

Todos, en fin, van llorando

su extrema necesidad,  

pues causa la ynequidad

de quarteles su quebranto,

pero tú está[s] en ese llanto

usando de tu impiedad.

 

Eres hombre tan tirano,  

tan cruel, que ni en Nerón

tienes tú comparación,

con él ser más insinuado.

Consuelo de ti es en vano,

pedírtele es necedad,  

pues con grande vanidad,  

sobervio, al pobre desprecias,

y en el proceder apremias

con la maior crueldad.

 

Para más solemnidad,  

a los nobles  conbidastes

y tú el rosario rezastes,

no sé si con vanidad,

que, apurada la verdad,

¿quién juzgará lo contrario?,  

donde, aunque se ve un calvario,

también damas pasear;

si a su vista has de rezar,

no pie[n]ses en el rosario.

 

¿Devoción y diverción  

quién pudo haver hermanado?

Sólo tú, hombre malvado,

las pones sin distincción.

No aya miedo que esta acción

aga yo en ese calvario,  

si en otro más solitario,

donde no haya que peligrar,

como en aquel, por estar

en un parage tan vario.

 

Por las armas que has fixado,  

tuyas y de tu muger,

en los nichos, llego a ver

que eres hombre muy honrrado,

pero aquesto era excusado,

ya que por tu calidad

no la ignora esta ciudad,

como porque es gran locura

y proprio de vanidad.

white 2015( c)

De; Poemes burlescos, satírics, laudatoris i de disbarats en un manuscrit valencià del segle XVIII

Joaquim Martí Mestre

 

Read Full Post »

Habanera gaditana

BAELO CLAUDIA.Mayo 2013

BAELO CLAUDIA.Mayo 2013

“Canto un tango y es una habanera…, la misma manera…y el mismo compás…”

Conforme suena la habanera en  el piano con peñízco de Manolo Carrasco la mente se me vá desde Bolonia a la Plaza de San Antonio, desde Chiclana a Valverde, de Camarón al Gatillo, desde los Silillos a la Bahía…

Estoy con quien dice que la música ni se crea ni se destruye, se transforma. Tirabuzones se hacían las gaditanas con las bombas de los fanfarrones y con piedras en los bolsillos, como pastores de la rivera, venían los valverdeños por esa calle peñuelas…Habanera y tango, tango y habanera de Valverde y de todo Cái.

Plaza de San Antonio de pregones y tangos en Cái. Recortes de suelas, sillas zapateras, habaneras sobre sillas zapateras de la Calle Peñuelas.

Valverde por Cái, don Rodrigo Caballero casado con chiclanera, valverdeños en Cái. De Valverde partío a Cádiz y Tarifa el mariscal que nos defendió de los gabachos. Y en Madrid el valverdeño don Rodrigo representó a Cádiz ante la Corte con plenos poderes.

Prioste del Regidor perpetuo, el Nazareno de Santa María, fue Caballero marcandole ruta al Kichi alcalde gaditano de actualidad.

Desde la  Línea, a San Roque, Conil a Chiclana y Cádiz  son muchos los valverdeños que entenderan conmigo lo que he querido transmitir en esta habanera con imágenes únicas de una ciudad que, mira por donde, fueron franceses los que nos la descubrieron y enseñaron a respetarla y admirarla; Baelo Claudia.

Read Full Post »

Valverde  fue de las pocas poblaciones a salvo

Reconstrucción virtual de aquel TSUNAMI de 1755.

 

00-indice/preliminares

Transcripción de los documentos del Archivo Histórico Nacional

447

[ 556] MEDINA-SIDONIA (Cádiz)

Medina Sidonia, 25 de noviembre de 1755.

El Alcalde mayor.

 

Compendio de las Relaciones que se han recibido de los Pueblos del Estado del Excelentísimo Señor Duque de Medina-Sidonia, mi Señor, en que se refieren los lastimosos estragos que en ellos hizo el terremoto padecido en la mayor parte de España el día 1.o de noviembre de 1755.

 

* Sábado 1.o de noviembre de 1755, cerca de las 10 de la mañana, hallándose el día muy apacible y sereno, se experimentó en el Estado de dicho Excelentísimo Señor y todas sus comarcas, un furioso temblor de tierra que duró de 10 a 15 minutos.

* A que se siguió poco después una precipitada inundación de mar, ocasionada del reventón que por ella dio el aire encarcelado en las entrañas de la tierra, causando estos dos movimientos de tierra y agua, los estragos que, por mayor, se declaran en la forma siguiente.

 

* Huelva. En la villa de Huelva empezó el terremoto a las 9 horas y 52 minutos de la mañana, con un gran ruido subterráneo.

* Duró de 5 a 6 minutos, arruinando en breve tiempo la mayor parte del pueblo, pues apenas dejó en pie 100 casas, y esas muy maltratadas. Todo el barrio de la Vega quedó asolado. Los 4 conventos, las 2 parroquias y el Palacio de dicho Excelentísimo Señor padecieron una total ruina. Murieron 6 personas, y otras tantas quedaron estropeadas.

00-indice/preliminares

* Una hora después salió de madre la ría, o brazo de mar de dicha villa, inundando la Calzada y sus inmediaciones. De la mucha gente que así de dicha villa, como de la ciudad de Ayamonte, y otros pueblos, se hallaba en las playas de Lepe y la Tuta, ocupada con sus artes de jábegas, en las pesquerías de sardina, perecieron (con los merchantes que allí había de Cataluña y Valencia) hasta 2.000 personas, con todos sus caudales, barracas, y efectos, siendo las 150 vecinos de Huelva, y fueron muy pocos los que se pudieron escapar por la prontitud y furia con que salió el mar de sí por aquella costa.

 Img0050

          * Las dos siguientes semanas estuvo la tierra alterada, dando algunos vaivenes y desperezos [sic].

 * Este pueblo es el que mayor descalabro ha padecido, así de mortandad de gente, como de ruinas de edificios,

haciéndose aquí más sensible por la pobreza de los vecinos (los más unos míseros pescadores) quienes se han visto obligados, unos a abandonar el pueblo, y otros a alojar en los playas y descampados con chozas y barracas.

 

* Trigueros. En Trigueros empezó entre 9 y 10 de la mañana. Arruinó la Parroquial de San Antonio Abad, colegio de la Compañía, gran parte del convento del Carmen, las Casas de Cabildo y otro mucho número de edificios,dejando los demás tan quebrantados que amenazan una pronta ruina. Murieron sólo 3 personas, aunque quedaronmuchas estropedas.

* En esta villa ha sucedido lo mismo que en Huelva, de haberse visto precisados los vecinos a construir viviendas en el campo, hasta que se vayan reedificando las casas.

 

* Bolullos [= Bolullos Par del Condado]. Empezó en Bolullos [= Bolullos Par del Condado] a las 10 de la mañana. Duró cerca de un cuarto de hora, con 3 conocidas aceleraciones. La Iglesia, y algunas casas quedaron bastante maltratadas. En su duración se tocaron desordenadamente las campanas, se detuvo el corriente de las fuentes, y rebosaron los pozos. En varios sitios del término, se abrieron diferentes bocas en la tierra, por donde salió agua y arena. En la Dehesa de Montañina se rompió una abertura de más de 30 pasos de ancho, cuyo fondo se perdió de vista, lo que igualmente aconteció con un patio del Palacio que tiene el Excelentísimo Señor Duque de Véjar en suvilla de Gibraleón, aunque esta villa no recibió mucho daño. El convento de Moraniña, del Orden 3.o de Nuestro Padre San Francisco, extramuros de esta villa, se cuarteó por varias partes.

 

* Almonte. En Almonte duró un cuarto de hora. Hizo bastante daño en las Iglesias y casas, aunque no sucedió desgracia de viviente. El Palacio del Coto de Doña Ana, propio de dicho Excelentísimo Señor se sintió algo por la torre, aunque levemente. La venta inmediata quedó indemne, pero no así la ermita de Nuestra señora del Rocío, cuyo daño aprecian en 2.000 ducados.

 

* También aquí hizo la tierra varias erupciones de agua y arena.

 

* Niebla, En Niebla empezó después de las 10. Duró cerca de media hora. Maltrató mucho las Iglesias, las Casas Capitulares y otros edificios, derrocando media torre del Castillo, pero no hubo desgracia de personas, En el camino de esta villa a la ciudad de Moguer se abrieron también varias bocas, que arrojaron mucha agua, y una arena negra que olió a azufre, y puesta en la llama de una bujía chispeaba.

 Copia de Luz1

* El monasterio del Desierto, que tienen en término de esta villa los monjes Gerónimos, nombrado Nuestra Señora de la Luz, se vino al suelo en mayor parte, de modo que los religiosos se han visto precisados a levantar en la huerta una tienda de campaña, donde celebran los Divinos Oficios.

 

* Villarrasa. En este lugar, que contaba de 351 casas, quedarán sanas sólas 4, y las demás unas enteramente postradas, y otras en inminente riesgo de ello, de modo que nunca pudo apropiársele con más verdad que ahora el nombre que tiene de «Villa-rrasa».

* Veas y demás lugares del Condado.

En Veas [= Beas],Bonares, Rociana [= Rociana del Condado] y Lucena del Puertohan quedado inhabitables muchas casas, y las más de las Iglesias ruinosas, aunque no ha sucedido desgraciaalguna, ni en los demás lugares del Condado hubo otra cosa que el tanganeo [sic] de los edificios, y tal cual desmentimientode sus paredes.

 

* Chiclana [= Chiclana de la Frontera]. Sintióse en Chiclana [= Chiclana de la Frontera] a las 9 1/2. Duró 10 minutos con 3 vibraciones muy grandes, pero que no causaron ruina considerable.

* Pasados 3/4 de hora, y sin haber el menor soplo de viento, aunque sí caliginoso el Sol, se oyó un espantoso ruido hacia el Sur, ocasionado de una barba de agua, o cáncamo de mar (como allí se explican) que se venía precipitando sobre la tierra, a que se seguían otros mayores rollos, que todos reventaron en la barra del río de Sti. Petri [= SanctiPetri], inundando sus riberas, y anegando cuanto encontró por ellas de personas, y bagajes.

* Llevóse a la resaca las barcas del pasaje que tiene allí el Duque, mi Señor, y la ciudad de Cádiz, con las demás embarcaciones que estaban en el río,

* Duró todo el día el tanganeo [sic] de la tierra, manteniéndose mustio el Sol, y los horizontes de mal aspecto.

* Los vivientes experimentaron una indisposición tan grande como si se hallasen amagados de algún mortal accidente.

* A las 12 y 24 horas repitió el temblor, aunque con poca fuerza.

* La fuente del común rebosó por tres veces, y los pozos se aumentaron de 8 a 10 varas.

 

* Conil. Aunque el temblor duró en Conil no corto tiempo, no causó estrago alguno en los edificios. Pero, a una hora de haber cesado, salió la mar de sí con tanto ímpetu, que habiendo derribado la mayor parte de la Casa-Chancla de dicho Excelentísimo Señor, destruyendo las barcas y redes, y demás costosos pertrechos, que en ella tenía S.E. para el armamento de sus almadrabas, con 5 casas que estaban a sus espaldas, y ahogando al tesorero don Bartolomé Arraján, un nieto suyo, y dos criados.

* Subió a lo alto de la villa y se metió por partes legua y media dentro de tierra, ahogando, fuera de los expresados, otras 17 personas, y muchos ganados. Se observó que antes de la salida del mar se retrasó este algún tanto dentro de sí para dar la reversión.

* Un hombre que anduvo mucho tiempo fluctuando entre las olas y, al fin, escapó, dijo que había sentido las aguas muy calientes. Arrancaron estas por el pie de la torre redonda, que llaman Chiquita, situada en la Dehesa del Palamar, y habiéndola hecho 3 trozos, caminaron con ellos a larga distancia de su asiento.

 

* Sn. Lucar [= Sanlúcar de Barrameda], Amaneció el día sereno, aunque el Sol mustio. Empezó el temblor a las 9 1/4. Duró 10 minutos y, aunque movió bastante los edificios, de modo que se tañeron por sí las campanas, no causó ruina alguna, pero como a las 11, sin el menor viento, se vieron levantar y entrar por la barra de río de dicha ciudad , ahogando 7 personas, y dejándolo lleno de fango, y arena.

* Un navío cargado de trigo , que estaba surto en el puerto de Bonanzalo empujó el torrente de las aguas sobre un banco de arena, bien distante del río, donde quedó en seco a la retirada del mar.

 

* Med.a Sid.a [= Medina-Sidonia]. En esta ciudad duró 9 minutos. No hizo daño alguno, a excepción de haber cuarteado la torre de la Iglesia parroquial. Aquí se refugiaron los pobres moradores de Conil que, temiendo un nuevo diluvio, se acogieron a ella, por su encontrada situación.

 

* Ximena [= Jimena de la Frontera]. En Ximena [= Jimena de la Frontera], Gausín [= Gaucín] y sus lugares ha sido muy leve la conmoción, por lo que no ha causado estrago alguno.

 

* Veger [= Vejer de la Frontera]. En Veger [= Vejer de la Frontera] no hizo daño de consideración , ni en la Chanca de Zahara [= Zahara de los Atunes] y Molinos de Stª Lucía [= Santa Lucía], aunque sí se observó en el nacimiento de éstos una notable abundancia de agua, que duró por espacio de 24 horas, saliendo turbia y rebotada.

 

* Sevilla. En Sevilla se sintió el temblor a las 10. Duró como 11 minutos. Fue tal el estremecimiento que los más de los edificios quedaron cascados y abiertos por muchas partes. La Iglesia Catedral, la Colegial de San Salvador, y demás suntuosos templos que ilustran esta ciudad, recibieron grandísimo daño, no siendo menor el que padeció el Palacio de dicho Excelentísimo Señor, cuyas ruinas se hace juicio importa más de 10.000 ducados.

 

* Xerez [= Jerez de la Frontera]. En la ciudad de Xerez de la Frontera [= Jerez de la Frontera] duró 8 minutos, habiendo sido el principio a las 9 y 47 minutos. Postró en tierra muchos templos y casas, dejando las demás muy maltratadas, pero quiso Dios que no peligrase, sino una u dos personas.

* Pararon las fuentes por espacio de 4 horas, volviendo después a correr pero muy turbia y. algunas, habiéndoseles tapado la antigua salida, se les rompieron de nuevo por distinto sitio.

*Desgajáronse muchos peñones de aquella Sierra, entre cuyos anfractos y simas se oyeron resonar confusos rumores, semejantes a los que causa el disparato [sic] de la Artillería, estando algo lejana.

* A poco después tomó el río Guadalete un considerable aumento de agua, de la que le entró por la bahía de Cádiz,

pero no hizo daño alguno.

 

* En la villa de Esperase dice haberse roto un yunque de un herrero, rajándose por enmedio, sin que el leño o macho sobre que se afirmaba, hubiese sentido la menor quiebra, lo que puede atribuirse a alguna veta de aire que tuvieseentre sus poros.

 

* Ayamonte. En la ciudad de Ayamonte empezó entre 9 y 10. Duró un cuarto de hora. Arruinó muchos templos y casas. Tuvo varias repeticiones.

* En las Marismas se rompieron muchas bocas, por donde surtió agua y arena.

* El río Guadiana salió de madre exorbitantemente, causando bastantes daños en sus riberas, pero el principal se padeció en aquella costa, donde destruyó las Compañías catalanas, valencianas y de la tierra, anegando el muchonúmero de personas y caudales que se dice en el capítulo de Huelva.

 Img0049

* Cádiz. Empezó en Cádiz a los 9 3/4 con Sol claro y mar sereno. Duró 10 minutos, causando algunas ruinas en templos y casas.

* A la hora en punto se levantó el mar en torbellinos, chocando con la punta de San Sebastián, a quien cubrió en un momento, derribando todo el lienzo de muralla de Santa Catalina; entróse el agua por todo el Barrio de la Viña, hasta la calle de Capuchinos, donde ahogó algunas personas. El mayor estrago de éstas fue en el Arrecife, y Punta de Tierra, donde se juntaron los dos mares, anegando a cuantos huyeron de la ciudad, y transitaban a la sazón por dicho arrecife, cuya antiquísima obra quedó enteramente deshecha.

00-indice/preliminares

* Percibióse el temblor en la misma bahía, a bordo de las embarcaciones y la gente de un navío que venía de Caracas y surgió en ella el día 8 de dicho mes aseguró que navegando por la altura de las Islas Terceras [= Islas Azores], como a 150 leguas de Cádiz, estuvo el bajel por 3 veces a pique de naufragar a la misma hora del terremoto, del imprevisto levantamiento del mar, de modo que habían calado la sonda se hallaron en solas 4 brazas de agua, por lo que estuvieron para arrojar al piloto al mar, creyendo que había errado el rumbo, y no hizo poco éste en desengañarles de lo que era.

*Notóse en Cádiz que aquella mañana hacía un calor algo extraordinario a la estación, aunque poco repararon en ello. También se observó que las vibraciones que dio la tierra fueron del Sudoeste al Nordeste, lo que igualmente se notó en Xerez [= Jerez de la Frontera, aunque en una Relación impresa en El Puerto de Santa María se dice que allí hay señas manifiestas de haber sido del Norte al Sur las mayores concusiones de la tierra, pues todos los derribos cayeron a la parte del Sur, y ninguno a la del Norte.

 

* En fin, la furia del mar fue tan grande que los de Cádiz creyeron ser llegado el término fatal que tan aguerado [sic;¿de «agüero?] y temido traen aquellos naturales de acabar de tragar sus ondas la poca tierra que ha dejado a dicha

Isla de las 50 leguas de avanto que las señalan los antiguos Geógrafos, referidos por el Padre Juan de Mariana, de su Historia de España, libro 1, capítulo 2, por el Ilustrísimo Feyjoo, en el tomo 2 de sus Cartas eruditas, en la 35, cuyo dicho confirma el racionero Juan Baptista de Salazar al folio 12 de sus Antigüedades de Cadiz. Estas inundaciones de mar subseguidas de terremoto se han visto con mucha frecuencia, y así será siempre muy útil el huir de sus cercanías, al menor movimiento de tierra escarmentando con la presente tragedia, y con las muchas que, del mismo género, trae don Pedro Peralta, en su Lima Fundada, describiendo los horribles terremotos que allí se han padecido.

* Se omite referir el aturdimiento, horror y consternación que tan tremenda calamidad ocasionó en los habitantes de estos desdichados pueblos, pues habiéndonos asustado tanto el solo chasquido que llegó a esta Corte, fácilmente se puede comprehender cómo quedarían los miserables sobre quienes descargó Dios el azote de su terrible justicia, debiendo advertir que aquí fue un mero consentimiento de parte la conmoción que tuvo la tierra, a las 10 y 10 minutos de la misma mañana, según nuestro Meridiano [= de Madrid. FRT].

* Este temblor ha sido tan general, que se ha sentido en lo más de España, pero en ninguna parte ha hecho los estragos que en Andalucía y Portugal, donde se asegura que ha destruído casi enteramente a Lisboa, Faro, Castro-Marin [= Castro Marim] y a otros puertos, causando tanto daño como el que padeció dicha ciudad el año de 1531 [= el 26-I-1531. FRT].

* Don Diego de Torres, en su Tratado de Terremotos, que escribió el año de 1748, con motivo del que se experimentó en el Reino de Valencia por el mes de marzo de dicho año [= el 23-III-1748. FRT], y el autor del Spectáculo de laNaturaleza [= Abad M. Pluche. FRT], tomo 3, entretenimiento 23, con otros varios, explican muy racionalmente las causas físicas de estos formidables movimientos y a ellos puede acudir el curioso que guste de esta especie de erudición, contentándonos con decir por remate de este compendio que, aunque sea muy cierto que todo ello es obra natural, no lo es menos que Dios se vale de tales efectos para nuestro aviso y reformación: Fecit haec, ut timeatur.

Eclesiastés, cap. 3, vers. 14 [Traducción: «(Dios) ha hecho esto para que se le tema». FRT].

 

[Sin autor. Parece, por el contexto, escrito en Madrid por un erudito, a las órdenes del Duque de Medina-Sidonia, a pesar de que en la secretaría del Gobernador del Real y Supremo Consejo de Castilla, se aluda en su portada presentación a «El Alcalde Mayor de Medina-Sidonia», y fecha del 25-XI-1755. FRT].

(3.183-1º)

 

Read Full Post »

CADIZ

a Diego en la memoria...

De nuevo 28 de diciembre, Inocentes, una vez más es la habanera que me inspira al recuerdo,  escrita por un gaditano, Martinez Ares, autor carnavalero, universal, rezuma  luz y olor a sal, pregonero de su carnaval al igual que ella; una voz, la de Ana Maria Alias Vega -Pasión Vega – redonda, llena, sugerente que acompaña las imágenes captadas el día de Navidad al atardecer de Cádiz que en estos dias, anda terminando de ponerse guapa para conmemorar en el año que entra dentro de tres días, allá en visperas de la primavera de 2012 , los doscientos años de “La Pepa”. Habanera de los ojos cerrados.

Con los ojos bien abiertos, paseando con el Campo del Sur a mi espalda, hice las fotografias que ilustran el vídeo. Hoy, en tu recuerdo, traigo esta bella habanera escrita por alguien que como tu, querido hermano, escribía e interpretaba describiendo como nadie su ciudad, su pueblo,  habaneras con los ojos cerrados.

Tambien hoy me ha pasado que  escuchando esta habanera, mientras escribo…   he cerrado los ojos.

Read Full Post »

La bonita canción que lleva por título …

“REINA MORA” del Maestro Guerrero

Eran tiempos de radio, de discos dedicados; “al niño más bonito…”, de Rafael Santisteban; “Conozca usted a sus vecinos” , de “Matilde Perico y Periquín”, de Pepe Iglesias “El ZORRO” –“Yo soy el zorro, zorro, señores…”, del “Angelus” desde Roma a las doce en punto, del “Parte” en conexión de todas las emisoras con Radio Nacional, obligatorio hasta 1977, de las novelas de Guillermo Sautier Casaseca (1910-1980) y Luis Alberca dirigiendo a: Pedro Pablo Ayuso, Matilde Vilariño, Matilde Conesa junto con “el cuadro de actores de la cadena SER”; La Segunda Esposa, Ama Rosa, etc. que humedecieron hasta los tapetes de croché de las mesas de camillas en las sobremesas españolas.

En mi casa de la Calleja teníamos una radio Sparton modelo Cathedral, muy  parecida a la que les traigo en este vídeo, junto a ella el elevador reductor lleno de agujeritos y el voltímetro por aquello de las bajadas de la corriente a 125v.

Alfonso, noticia.

El nombre de Alfonso ha saltado a todos los medios de comunicación, consecuencia de la repercusión de la noticia en primicia ofrecida desde http://www.devalverde.es  donde se daba cuenta de la imagen de la novia del principe Guillermo de Inglaterra con las botas HERCE de los hermanos Cejudo Cera de Valverde.

Es ahora la imágen de Alfonso la que traspasa las fronteras y aparece en los lugares públicos del mundo, desde galerias de arte, pubs y hasta el metro de N.Y.C.

Alfonso City Hall

Pub in London

Museo

N.Y.C. Estación de metro

EN LA PRENSA

¡Alfonso!

Read Full Post »

El Teatro Romano de Mérida

(año 25 a.c.)

Foto: El Pais

La primera vez que trabajé en el Teatro Romano de Mérida  fue en 1987 con “LaCuadra” de Sevilla en Las Bacantes de Eurípides donde Manuela Vargas en el papel de Agave tenía una destacada presencia.
Las imágenes estan grabadas en mayo de este año de 2010 y el fondo musical corresponde a una grabación que le hice (fondo de chicharras incluidas) de un tema de Cole Porter a CHICK COREA en el Teatro Pemán de Cádiz a principios de los ochenta.

Read Full Post »

Older Posts »