Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Candón’ Category

De toallas y soldados

A José Antonio Romero

Formó pareja artística  promoviendo galas, entonces se  les llamaban “escomedias”, con Rosa Rite – Valero y la Rosa Rite – en las Escuelas Vicentinas, más tarde con Ildefonsita Fleming en las Salesianas, Candón, etc.

Ildefonso Valero-Ramoncito Mora- Juan Romero "Furrique"

Ildefonso Valero-Ramoncito Mora- Juan Romero “Furrique”

Con Pedro Lazo, Almeida,  Juan Batanero (Juanito el del “yamba”),  formaron la Orquesta Valero para amenizar la Sesión Vermout de   “la Goya”. Mediodias en el Católico como pianista, era un hombre orquesta que estaba siempre dispuesto a hacerle la vida agradable a los demás. Recuerdo una noche de ronda, él acompañando el coro de nuestros padres más toda la chiquillería, sentado al piano de la Goya en todo lo alto del carro de mula de  “la Culmen”, casa por casa hasta la madrugada.

Hizo una labor encomiable vendiendo por todo el pueblo los “sellos de la ermita”,  siendo también el responsable del alquiler de las túnicas de los nazarenos negros. Son miles las anécdotas aún recordadas de cada una de sus actividades altruistas siempre, su profesión era la de Cartero Mayor de Valverde. Por ello tenía el privilegio de que con tan sólo su firma en el sobre, la carta llegaba a su destino sin el preceptívo franqueo.

Cartero Mayor.I

Nuestra abuela Manolita, hermana de Ildefonso e Inés entre otros, enviudó muy joven por lo que tan  sólo salía a la calle a la plaza de abastos tras las misa del alba y para de contar. Se quedó en el Cine mudo del San Fernando.

Se trataban de ; “chachos”, cosa muy comun en aquellos tiempos. Siempre vivió con nosotros, ¡Señor dame fuerza para criar tanto machuco!, decía. El tío Ildefonso para nosotros era muy próximo, su presencia en casa era muy esperada, entre otras cosas era el paño de lágrima de nuestra abuela, encargado de recogerle las cartas que escribía su “chacha Manolita” a sus hijos Daniel y Hermana San Daniel.

Y, ahora viene el caso. Un día que llegó el tío Ildefonso a casa se encontró a su querida hermana disgustadísima; ¿Qué te pasa chacha? . Mira, mira lo que me ha pasado; ¿Recuerdas el paquete que me hicistes el otro día para mi chacha Obdulia (una intima amiga suya) con unas toallas de regalo para su hija que se casa?. Claro, claro que me acuerdo, y ¿qué ha pasao?. Que, ¿qué ha pasao?, que me las ha devuelto. ¡Será posible  !

11760146-un-monton-de-toallas-en-blanco

Ildefonso que las ensartaba al vuelo le preguntó…”Y ella a tí, ¿ que te regaló cuando lo del niño? . Espera que me acuerde. Ah!, ya, ya me acuerdo; ¡¡Aquellos soldaditos de plomo que está en la mesilla del recibidor!!.   A ver, a ver que los vea. ..”

soldados de plomo

“¿Tienes por ahí papel de envolver y papel de pegamento?; toma, aquí lo tienes. Ildefonso con toda su pericia envolvío uno a uno los soldados y con todos ellos un impecable paquete pero  antes de cerrarlo, en un tarjetón, con impecable caligrafía escribió;”

Querida amiga:

Me has devuelto las toallas, una  cosa tan precisa. Ahí te devuelvo los soldados, que este mes entran en quinta.

Tuya, Manolita

Ildefonso Valero. 1 noviembre 1967

Read Full Post »

Este año al Rocio van tó los calvos

a pedirle a la Virgen,  los pelos largos…

Las fotos cedidas por Andrés Bruno Romero Mantero recogen momentos de la romería de 1953 cuando los candoneros invitaron a Diego Romero Pérez (el Notario, aparece solo en una foto de 1942) a ser Hermano Mayor de la Hermandad de Valverde del Camino, en prueba de gratitud por haberles defendido desinteresadamente en el pleito frente al cacique de Beas logrando la liberación de sus tierras. 

25 carros de la aldea de Candón repletos de  candoneros conformaban la comitiva acompañando a Valverde hasta el Rocio. Ildefonso Valero, compuso unas letras de sevillanas que aparecen impresas en el reverso de la “estampa” commemoratíva de la efeméride,  en honor al homenajeado y ensalzando la generosidad de los candoneros.

Agradezco a Andrés Bruno, en las fotos es el niño con chaquetilla blanca, su aportación y generosidad al compartir tan rica documentación.

NOTA.La música de fondo que aparece en el vídeo es tan sólo para ambientar las imágenes, no tiene  nada que ver con el momento de entonces.

Read Full Post »

Candón

Dios bendiga desde el cielo

estos hermosos arriates

pá que den sandias y melones

y el valverdeño se harte.

(Coplilla de Ildefonso Valero).

Ildefonso Valero

Esta cancioncilla a modo de  jota   la cantaban   Chari Veiga (la mujer de Zarrita para los más jóvenes) y mi hermano Daniel cuando iban con las “escomedias” de las Salesianas´, dirigidos  y acompañados al piano por Ildefonso Valero, a Candón.

Supe de la existencia de esta gente tan entrañable, tan valverdeñas, tan autenticas, tan nuestras desde mi infancia cuando compartí tantas cosas con mi amigo y quinto José María Mora Malavé, el de Atanasio, el “Candonero” para nosotros. Por él, hasta mucho más tarde no conocí la aldea, conocía veintemil historias, personajes y hasta productos de la tierra.

José María Mora Malavé

Conocí de unas familias que venian por las fiestas a Valverde y compartían casa temporalmente con otras que residian permanentemente en Valverde, era clásica la estampa de las dos “camillas” en el cuerpo-casa casa, cada familia a lo suyo.

Un mediodía de primavera en las largas temporadas de Los Pinos, nos vistieron de limpio porque ibamos a la Venta Baquero a ver algo nunca visto, la paz de los pinos tan solo era amenizada por ¡ U..u..úú..! ¡Chu cu, chucu, chu…! del tren, estaba el llano de Baquero que no cabía un alfiler,  alrededor de los grandes eucaliptus  decenas de carros, charretes y caballos. Era Candón que llevaba Valverde al Rocio, de esto hace ya cincuenta y tantos años.

“Este año al Rocio y olé

van tó los calvos….”

Más tarde tras el éxito que obtuvo el invento del play back adaptado por Diego, mi hermano, a la copla interpretada magistralmente por Consuelito Romero, hija de Emilio “Rada”, donde yo hacía de “pinchadiscos” estuvimos en varias ocasiones también en Candón con llenos a rebosar.

Luego estaban las Fiestas de Candón que para el chavalerío del momento no podía faltar en el calendario de “bailes” de la comarca, de ahí este recuerdo.

El candonero siempre fue acogedor, inquieto, solidario. Siempre fue Valverde que iba a Candon, está muy bien que ahora sea Candón, una vez más generoso,   que venga a Valverde.

Hoy leo el éxito de la representación en el Teatro deValverde y no puedo menos que felicitar a todos los candoneros por el éxito alcanzado al tiempo de recordar lo poco que sé de un puñado de familias valverdeñas que generación tras generación se crecen en el esfuerzo y se reafirman en  su identidad de valverdeños a fuer de ser candoneros. Mi admiración a todos ellos, no  es fácil salir a escena, a lo grande como ellos lo han hecho.

Foto ALCARIA

Read Full Post »